, ,

Conozca a las Co-Autoras de “Camila quiere escribir”

Conozca a las Co-Autoras de “Camila quiere escribir”

Maty, Edwin, and HildaMatilde García-Arroyo e Hilda E. Quintana son las co-autoras con Edwin Fontánez del libro de Exit Studio “Camila quiere escribir” la historia de una niña quien busca la inspiracion para convertirse en una escritora. Recientemente, Exit Studio condujo una conversacion con ellas sobre su pasion por escribir y promover la literatura a temprana edad.

¿Dónde ustedes se conocieron?

Hilda Quintana: Nos conocimos en la Facultad de Estudios Humanísticos en la Inter Metro. Nuestras oficinas estaban bastante cerca y en aquel momento ambas realizábamos nuestros estudios doctorales por lo cual aunque no enseñábamos la misma materia  compartíamos unas experiencias comunes. Luego, a los pocos años de estar dirigiendo el Depto. de Español, Maty empezó a dirigir el de Inglés y ahí nuestras amistad creció. Empezamos a realizar proyectos juntas y decidimos ir a hacer estudios posdoctorales en Bard College en Nueva York y a San Diego State University en San Diego, California. Lo demás es historia.

Matilde García-Arroyo: Nos conocemos desde el 1982. Fue en la universidad  y recuerdo que durante nuestras horas de oficina compartíamos mucho.  Ambas éramos estudiantes doctorales así que hablábamos sobre nuestras disertaciones,  pues ya estábamos en esa etapa de nuestros estudios.  Así fue que comenzó nuestra amistad.  Unos años más adelante me convertí en directora del Departamento de Inglés y ya Hilda era directora del Departamento de Español lo que permitió que compartiéramos mucho más diariamente.  Contrario a lo que muchos pensaban que los profesores de español e inglés no tenían nada en común por lo cual no podían compartir, nosotras éramos firmes creyentes que los profesores de ambas disciplinas debían colaborar para mejorar la enseñanza de ambos idiomas.  Eso nos llevó a organizar actividades para todos los profesores de español e inglés, incluyendo importantes conferencias sobre la enseñanza de la redacción que hicieron un hito en la historia de la educación en Puerto Rico.  Todo esto nos motivó tanto que decidimos hacer estudios doctorales en la enseñanza de la lectura y la redacción en la lengua materna.  Desde esa época (finales de los 80) nuestra amistad  ha crecido por lo cual  hemos continuado desarrollando proyectos en conjunto.

¿Por qué la gran parte de su misión está enfocada en la lectura a temprana edad?

HQ: Realmente nuestro interés primordial ha sido la lectura y la escritura en la universidad, pero nos dimos cuenta de la importancia de formar lectores y escritores a temprana edad. Es importante que los niños y las niñas tengan una buena base y puedan seguirse desarrollando. De ese modo cuando lleguen a la universidad van a tener un buen dominio de la lectura y la escritura.

MG: En realidad nuestros primeros trabajos juntas estuvieron dirigidos a la redacción en el nivel universitario quizás porque ambas trabajamos en ese nivel. Sin embargo, para que nuestros estudiantes en la universidad puedan leer y escribir bien deben tener una buena base y esa base la adquieren en la escuela elemental.  Necesitamos niñas y niños lectores y escritores.  Esa es la razón por la cual nos hemos enfocado en la lectura inicial y sobre todo en promocionar la importancia del disfrute de la lectura – leer por placer.

¿Piensan ustedes que existe cierta resistencia de fomentar más intensivamente la lectura a temprana edad en PR?

HQ: Creo que es necesario formar mejor a los docentes en  lectura. Es necesario que conozcan las nuevas teorías y metodologías. Muchos docentes no reciben la capacitación necesaria para formar lectores. Hay mucho desconocimiento de la importancia de la lectura y la escritura en todos los niveles. En ocasiones, las escuelas no poseen los libros suficientes. Por otra parte, mi gran preocupación es cuando los niños y niñas pasan a cuarto grado. Hay estudios que demuestran que es en ese momento en que empezamos a perderlos como lectores.

MG: No creo que sea resistencia.  Creo que se le da demasiado importancia a aprender la mecánica de la lectura – aprender a leer “ma me mi mo mu” y tan pronto los niños y niñas dominan la mecánica de la lectura se piensa que ya pueden leer.  Parecería que el placer y disfrute de lectura no es muy importante y mucho menos si han comprendido una lectura.

¿Creen ustedes que existen actitudes negativas hacia la literatura en el hogar y en el salón de clases?

HQ: Muchos padres no son conscientes de la importancia de leerles a los hijos desde que están en el vientre de sus madres. Es sumamente importante que los niños y las niñas estén expuestos a un ambiente rico en literatura en el hogar, que tengan su biblioteca, que sus padres y abuelos les lean todos los días; que aprendan que la lectura es divertida, no solo  para contestar preguntas. Todo esto contribuye significativamente al desarrollo lector. Posteriormente, el que lee, escribe por lo que va a redundar en mucho beneficio en del desarrollo de la escritura.

MG: Creo que vivimos en una cultura donde la lectura se ve más bien como algo que se hace en la escuela. En otras palabras, se le da demasiada importancia a la lectura académica y muy poca a la lectura por placer.  Hasta las obras literarias se leen para tomar exámenes.  No se lee para disfrutar un buen poema o una novela.  No sé si exagero pero en muchos hogares tampoco se lee mucho.  A veces pienso que los padres les compran MP3s (IPods) a sus hijos sin ningún problema o reparo, pero no le compran un libro de $20.00 pues los consideran  muy caros.

¿Camila quiere escribir, es su segundo libro álbum, ¿cómo surgió la idea de colaborar con Exit Studio?

HQ: Luego de conocer a Edwin y de ver que compartíamos la misión de educar y dejar un legado para nuestra niñez puertorriqueña y que además nos encantaban sus ilustraciones, empezamos a pensar que debíamos realizar un proyecto juntos. Nos pareció que el cuento de Camila era perfecto para hacerlo. Por otra parte, confiamos plenamente en la experiencia de Edwin como escritor y editor.

MG: Hacia un tiempo que habíamos escrito este cuento, pero no lo habíamos sometido a ninguna editorial. En la segunda visita que hizo Edwin a Puerto Rico, desde que lo conocimos, decidimos que queríamos trabajar en un proyecto con él.  Así que luego de esa segunda visita, le hablamos del cuento y que nos interesaba publicarlo con Exit Studio.  Así fue que comenzamos las conversaciones que convirtieron nuestro cuento en una realidad y en un proyecto en colaboración con Edwin.

¿Cómo conocieron a Edwin?

HQ: Conocimos a Edwin Fontánez a través del blog que teníamos en el periódico El Vocero. Inmediatamente, entablamos una linda amistad. Compartimos ideas, conocimos sus libros y quedamos encantadas con su personalidad y su talento. Fue como si nos hubiéramos conocido de toda la vida. En una visita de Edwin a Puerto Rico nos conocimos y  estrechamos nuestros lazos de amistad mucho más. Edwin nos ha robado el corazón a todos en la Cátedra UNESCO para el Mejoramiento de la Lectura y la Escritura.

MG: Edwin leía nuestras columnas en El Vocero y así comenzó a escribirnos.  Así fue que también conocimos sus trabajos a través de su página web. De ahí nació una genuina amistad pues nos dimos cuenta que teníamos intereses en común y sobre todo preocupaciones en común por la educación de nuestros niños.

¿Cuál es la premisa de Camila quiere escribir?

HQ: Con Camila quiere escribir deseamos  transmitir que escribir es un proceso; que no es fácil, pero que sin embargo si te lo propones, lo puedes lograr. No puedes frustrarte cuando lo que escribes no “te sale” perfecto, requiere reescribir, paciencia, dedicación.

MG: Creo que hay dos premisas.  Una que escribir toma tiempo y no es fácil.  A veces uno quiere escribir, pero no puede.  En segundo lugar que no es imposible escribir.  A veces surge la inspiración (“la musa”, como uno dice) y uno puede producir un texto.  A cualquiera le puedo pasar lo que le pasó a Camila.  Si uno quiere escribir, hay que proponérselo y estar dispuesto a trabajar mucho.

¿Qué resultados ustedes esperan de este proyecto?

HQ: Esperamos que Camila quiere escribir inspire a muchos niños y niñas a lanzarse al maravilloso mundo de la escritura creativa. Los niños tienen un gran talento para inventar historias. Hay que promover que se escriba más, que se cree más. Hay que estimular a que pierdan el miedo a escribir.

MG: Definitivamente motivar a los niños y niñas a escribir.  A no tenerle miedo al proceso de escribir.

¿La historia de Camila se transformó y tomó una nueva dimensión con la aportación de Edwin. ¿Hubo un momento en que ustedes dudaron de su visión para el libro?

HQ: Jamás, confiamos en su experiencia y dirección. Los  que conocemos el proceso de escribir sabemos que lo que se escribe se debe someter a otras personas para que lo lean y nos den su opinión, sus recomendaciones, sus consejos. Como dice el viejo refrán cuatro ojos ven más que dos. Edwin nos guio y nos dio unos buenos consejos y sugerencias que enriquecieron el cuento. La realidad es que Edwin tiene más experiencia que nosotras y hay que tomar en cuenta eso.

MG: No, nunca dudamos de la aportación que él podía hacer,  pues conocemos  su gran talento como escritor y como artista.

¿Cómo esperan ustedes que Camila quiere escribir sea recibido por los lectores jóvenes de Puerto Rico?

HQ: Esperamos que los niños y niñas disfruten la historia de Camila porque leer es disfrutar. También deseamos que les sirva de estímulo para escribir. Este libro puede ser un punto de partida de los talleres de escritura creativa en los salones de clases. Creemos que hay muchas Camilas y Camilos, ¿por qué no? por ahí que solo necesitan un pequeño estímulo para crear  mundos imaginarios, personajes fantásticos y escenarios como sacados de un cuento de hadas.

MG: Nos sentimos bastantes seguras que será muy popular.  Hasta nos escriben y nos preguntan dónde lo pueden comprar.

Edwin ha logrado mantener la producción de Camila en un gran secreto, ¿Ya ustedes han podido ver el resultado final?

HQ: ¡No! Edwin nos está haciendo sufrir. Hemos visto algunas páginas, pero nada más. No vemos el momento en que tenemos el libro en nuestras manos.

MG: Edwin nos ha hecho sufrir, pues apenas hemos visto las ilustraciones.  Estamos bien deseosas de tener el libro en nuestras manos; estamos seguras que es precioso.

 

%d bloggers like this: